Cómo controlar tus trazos

Hola, soy Alan Villalobos, imparto el curso de Dibujo en The Cube.
 

Siempre supe que quería dibujar, desde el momento en que tuve el primer crayón en mi mano, eso es un hecho y la práctica autodidacta del dibujo siempre fue mi fuerte, sin embargo, llevo 10 años dedicándome a esto de manera profesional y hoy te platicaré cómo controlar tus trazos para mejorar la calidad de tu dibujo.

Alan cartoon 001

PONER EL LÁPIZ SOBRE EL PAPEL

Es normal que al principio pegues el lápiz al papel con miedo, sobretodo porque a todos nos cuesta un poco de trabajo encontrar la manera de acomodarnos, de encontrar nuestra manera de hacer las cosas.

Muchas veces nos torturamos pensando que somos los peores dibujantes, pero con suficiente práctica, debo de decirte que cualquiera puede llegar a lograr grandes resultados. Claro, hay gente que nace con el talento y se enfocan directamente en otro tipo de conocimientos para mejorar, pero ese será tema para otra entrada. 


Hay algo que no es ningún secreto, pero que muchas veces omitimos y es LA VARIEDAD, que es el principio del arte que trata la diferencia y el contraste. Incluso Platón reconoció la importancia de ésta en la composición artística. ¿Y qué es la variedad? Pues muy fácil: al sujetar un lápiz de diversas maneras, podemos crear variedad en nuestros dibujos.


El primer paso que debemos superar es el de hacer nuestras líneas “bonitas”, por decirlo de alguna manera… así que pon mucha atención porque es necesario que identifiques qué tipo de línea estás manejando para que puedas saber cómo mejorar. 
 

DAMAS Y CABALLEROS, CADA LÍNEA TIENE SU NOMBRE
 

Cuando dibujamos existen tres tipos de líneas:


A-Línea peluda (Hairy line): Es la que la mayoría de los dibujantes hacemos al comenzar. Queremos asegurarnos de que la línea esté quedando perfecto, y para ello pasamos varias veces el lápiz por el papel en el mismo lugar, para que nos dé el efecto que según nosotros queremos, sin embargo, no es lo ideal. 


B- Línea temblorosa (Wobbay line): Okay, ya tenemos un poco más de práctica. Es natural que entonces intentemos hacerlo de un solo trazo; esto puede provocar que pongamos mucha presión sobre el papel, o bien, que nos pongamos nerviosos, nos temblen las manos y entonces, hagamos una línea que carecerá de calidad.


C- Línea dinámica (Dynamic line): Es, digamos.. “la más querida”, esto quiere decir que es la línea ideal. Es limpia, da mayor control del volumen y por tanto, mayor calidad en el acabado de nuestro dibujo.

Seguro te estarás pensando

Ajá… ¿y sabiendo esto, cómo puedo ser un súper pro de la línea dinámica?

Ajá… ¿y sabiendo esto, cómo puedo ser un súper pro de la línea dinámica?


Pues bueno, hay que domarla… Perdón, quise decir… dominarla. Y para hacerlo, es necesario saber cómo sujetar el lápiz. Y no, no es algo que nos enseñaron en el kínder garden o en la primaria, en realidad, es curioso cómo algo tan importante se ha dejado de lado en la actualidad.
 

PERO… ¡ES SÓLO USAR UN LÁPIZ! ¡TODO MUNDO SABE CÓMO HACERLO!  

PERO… ¡ES SÓLO USAR UN LÁPIZ! ¡TODO MUNDO SABE CÓMO HACERLO!
 

Pues… no, temo decirte que hay formas incorrectas de usar el lápiz y éstas pueden variar muchísimo, cada una de ellas puede limitar el uso del espacio en el trazo o peor, forzar los falanges de tus dedos y cansarlos tan sólo al dibujar (o escribir) algunas líneas.


Para que entiendas mucho más fácil de lo que te estoy hablando, permíteme mostrarte:
 

Estas formas de usar el lápiz son muy comúnes hoy en dia, pero ejerce tal presión entre tus dedos que provoca que te canses muy rápido.

Estas formas de usar el lápiz son muy comúnes hoy en dia, pero ejerce tal presión entre tus dedos que provoca que te canses muy rápido.

En cambio, si lo colocamos de esta forma, tendremos mayor movilidad en los dedos y así podremos cambiar los ejes de contacto con la superficie. 
 

1.- Tradicional Grip Este agarre es conocido como “agarre tradicional". El lápiz se sujeta con el dedo pulgar e índice, el dedo corazón sirve para apoyarlo. También se le conoce como el “Tripod Grip” y es el que nos enseñan cuando aprendemos a escribir. La punta del lápiz es lo que hace contacto con la superficie. Hay un montón de control con este agarre, lo que lo hace ideal para los detalles.

1.- Tradicional Grip
Este agarre es conocido como “agarre tradicional". El lápiz se sujeta con el dedo pulgar e índice, el dedo corazón sirve para apoyarlo. También se le conoce como el “Tripod Grip” y es el que nos enseñan cuando aprendemos a escribir. La punta del lápiz es lo que hace contacto con la superficie. Hay un montón de control con este agarre, lo que lo hace ideal para los detalles.

Para ayudarte a lograr este agarre, puedes ayudarte usando diversos elementos, como:


- Gomitas para lápiz - Liguita para el cabello - Sujetar un papel o pañuelo

2.- Pencil grip  o The Drumstick Grip  The Drumstick Grip es parecido al agarre de un baterista con una baqueta: el lápiz se mantiene suelto entre el dedo índice y el pulgar, mientras que los otros dedos actúan para estabilizar el lápiz. Al sostenerlo así, permites usar el lado de la mina expuesta en vez de solo la punta. Los ejes que más usamos con este agarre son el hombro y el codo en vez de la muñeca. Esto ayudará a forjar tu trazo y a dar curvas más sueltas. Es perfecto para dibujos grandes.  

2.- Pencil grip  o The Drumstick Grip 
The Drumstick Grip es parecido al agarre de un baterista con una baqueta: el lápiz se mantiene suelto entre el dedo índice y el pulgar, mientras que los otros dedos actúan para estabilizar el lápiz. Al sostenerlo así, permites usar el lado de la mina expuesta en vez de solo la punta.
Los ejes que más usamos con este agarre son el hombro y el codo en vez de la muñeca. Esto ayudará a forjar tu trazo y a dar curvas más sueltas. Es perfecto para dibujos grandes.
 

3.- The Paint Brush Grip Este agarre es muy similar al de un pincel. El lápiz se mantiene en una posición vertical y el borde posterior descansa sobre el pliegue entre el dedo índice y la base del pulgar. Este agarre es perfecto para crear marcas ligeras y delicadas, y también para cuando se hacen comparaciones visuales en la composición (copiando dibujos). Generalmente la punta del lápiz es lo que hace contacto en la superficie del dibujo.

3.- The Paint Brush Grip
Este agarre es muy similar al de un pincel. El lápiz se mantiene en una posición vertical y el borde posterior descansa sobre el pliegue entre el dedo índice y la base del pulgar. Este agarre es perfecto para crear marcas ligeras y delicadas, y también para cuando se hacen comparaciones visuales en la composición (copiando dibujos). Generalmente la punta del lápiz es lo que hace contacto en la superficie del dibujo.

4.-Top Heavy Overhand Grip En este agarre se usa más fuerza para la aplicación sobre la superficie de dibujo y se puede emplear como técnica con diferentes materiales (lápiz, carboncillo, pluma o con que quieras dibujar). En este caso, utilizaré el lápiz como ejemplo para explicarlo. Así que con este agarre, el lápiz se mantiene entre el dedo medio y el pulgar mientras se ejerce presión sobre la punta del lápiz y éste se coloca casi en paralelo a la superficie de dibujo, forzando el lado de la punta para hacer contacto. El resultado es una combinación de una marca más ancha con variación, lo que logra una línea más dinámica y así nos obligamos a usar el hombro y el codo.  

4.-Top Heavy Overhand Grip
En este agarre se usa más fuerza para la aplicación sobre la superficie de dibujo y se puede emplear como técnica con diferentes materiales (lápiz, carboncillo, pluma o con que quieras dibujar). En este caso, utilizaré el lápiz como ejemplo para explicarlo.
Así que con este agarre, el lápiz se mantiene entre el dedo medio y el pulgar mientras se ejerce presión sobre la punta del lápiz y éste se coloca casi en paralelo a la superficie de dibujo, forzando el lado de la punta para hacer contacto. El resultado es una combinación de una marca más ancha con variación, lo que logra una línea más dinámica y así nos obligamos a usar el hombro y el codo.
 

5.- The Inverted Grip o Back Heavy Grip Con este agarre, apoyamos el lápiz sobre el dedo índice y lo estabilizamos con el pulgar y los dedos inferiores. El lápiz debe apuntar hacia ti y las marcas se hacen con la punta del lápiz inclinada, esto nos permite ver claramente las marcas y la manera en que éstas son hechas, ya que la mano y los dedos están fuera del campo visual respecto al sustrato.  

5.- The Inverted Grip o Back Heavy Grip
Con este agarre, apoyamos el lápiz sobre el dedo índice y lo estabilizamos con el pulgar y los dedos inferiores. El lápiz debe apuntar hacia ti y las marcas se hacen con la punta del lápiz inclinada, esto nos permite ver claramente las marcas y la manera en que éstas son hechas, ya que la mano y los dedos están fuera del campo visual respecto al sustrato.
 

Pero… ¡eso no es todo!

Es importante saber el ángulo en que sujetamos nuestro lápiz.

A- 35º: Uso del lápiz común. Este ángulo nos permite usar como eje la muñeca.


B- 70º: Uso de la tableta. Este ángulo es el más completo porque usamos como eje la muñeca, el hombro y el codo.


90º: Uso de entintado. Este ángulo nos permite usar el hombro y el codo.
 

Al usar la posición correcta y el ángulo podemos hacer líneas pequeñas y curvas o bien largas y rectas, según lo que necesitemos y claro, todo esto en combinación junto con el uso de la línea dinámica nos da un resultado completamente mejorado que si lo hacemos al tanteo.
 

giphy-downsized.gif

¿Y YA CON ESO  

SERÉ DA VINCI?

Definitivamente esto te ayudará muchísimo a mejorar, pero no, no te hará Da Vinci. Es importante saber que tener una posición incorrecta no quiere decir que no puedas dibujar pero te aseguro que al probar todas las posiciones y ejes que te he platicado, empezarás a ver mejoras.
Puede parecer un poco extraño y difícil al principio, pero con práctica comenzará a ver los beneficios de usar estos conocimientos y prácticas en sus dibujos.

Así que no te desanimes, el gran dibujante está hecho de constancia, autocrítica constructiva y práctica, horas y horas de práctica..

Nos vemos en el proximo post.