Sacar punta a un lápiz

Sacar punta a un lápiz

ryNyFNP_e_720x0.jpg

La punta del lápiz es un aspecto sumamente importante del dibujo, hay diferentes tipos y estas nos sirven para diversos tipos de agarres (este tema lo hablamos anteriormente el tema CÓMO CONTROLAR TUS TRAZOS.

La más conocida es la del sacapuntas común, ya que desde que empezamos a realizar nuestros primeros dibujos, es la más accesible y segura.

1414497246_1414497551738243400.jpg

Pero hay quienes prefieren una mina más larga. Normalmente la mina debe alargarse a un máximo de 2.5 cm y para lograrlo se utiliza un exacto/cutter o navaja. Es una manera más arriesgada de hacerlo, ya que se corre el riesgo de sufrir alguna herida, así que si eres menor de edad, es recomendable que lo hagas con supervisión de un adulto

punta+larga001.jpg

Para lograr sacar punta de esta manera, es importante sostener el lápiz de la forma correcta, para hacerlo hay que sostener el lápiz con la mano no dominante, con la punta hacia el lado contrario de donde esté tu torso, es decir, si eres diestro sostén el lápiz con la mano izquierda y si eres zurdo, sostén el lápiz con la mano derecha; posteriormente hay que tomar el lápiz firmemente y sostenerlo como se muestra en la imagen, haciendo que la punta sobresalga aproximadamente 5cm.

001.jpg

Una vez que ya tienes el lápiz en la posición correcta, toma la cuchilla con tu mano dominante, colocándola en un ángulo de 45º (aproximadamente), con el borde afilado contra la punta del lápiz y el borde sin filo apuntando a tu torso. La ubicación puede variar, pero puedes calcular una distancia de 3 a 4 cm de la punta del lápiz sobre la madera para tener un mejor resultado.

003.jpg

A continuación, deberás cortar algunas tiras pequeñas de madera del lápiz. Usa el pulgar de la mano que sostiene el lápiz para que la navaja corra por la madera, teniendo en cuenta que la presión será mayor al comenzar y menor al llegar a la mina de grafito; si te parece muy difícil ejercer esta fuerza, puedes ocupar ambos pulgares para empujar la cuchilla, pero debes realizar el movimiento con mayor lentitud y cuidado para evitar accidentes.

004.jpg

Gira el lápiz de forma lenta y constante cada vez que pases la cuchilla por la madera y no cambies el ángulo para poder tener un resultado uniforme. Las tiras de madera que se vayan desprendiendo deben ser lo suficientemente delgadas como para que formen una cinta o un rizo al desprenderse del lápiz (como se logra con el sacapuntas común)

Recuerda que es muy importante no forzar la cuchilla con la mano que sostiene la navaja en ningún momento, ya que podrías cortarte o romperla.

lapiz+y+navaja.jpg

Reduce la madera hasta el centro. Debes crear una punta muy larga que sea constante desde el grosor de la mina hasta el final de la punta, la cual debe ser muy aguda. Cuanto más constante o regular se logre la punta, más fuerte será ésta.

lapiz+250mm.jpg

Finalmente tenemos otro tipo de punta, recomendada para ser usada en la realización de líneas dinámicas, ya que facilita su realización por su aspecto cóncavo. La desventaja de esta punta es que al ser usada en lápices blandos (HB y B), la mina podría romperse con mayor facilidad; sin embargo, al usarla en lápices

duros (F y H) la punta durará un poco más de tiempo sin mayor problema y tendremos un aspecto de punta afilada ligeramente más duradero.

mjtaylor0810jpg.jpg

Hay que tener en cuenta que la punta debe de tener un ángulo que no estorbe a la hora de dibujar, es decir, la punta debe ser una extensión natural de la madera, nunca dejar que la madera sea más ancha que la punta, ya que de esta manera, nuestra punta será más frágil y su uso será más complicado pues a la hora de pasar por el papel, la madera podría rozar antes que la misma punta. Por ejemplo:

linea+dinamica.jpg

Ahora bien, si deseamos mantener el lápiz afilado o achatar la punta, podemos hacer uso de una lima de uñas, una lija fina de agua o un lima en bloque. Este es un método sencillo y fácil de reusar, ya que para limpiarlo, solo basta con sumergirlo en agua y enjuagarlo brevemente.

Para lijar tu punta, hay que dejar la mina intacta y expuesta. Cuando tengas al menos 1 a 2.5 cm de mina expuesta, líjala para formar una punta aguda frotando el lápiz contra la lija en un ángulo constante. Te recomiendo lijarlo de forma muy ligera, ya que la mina es frágil. No olvides ir girando el lápiz en un ángulo llamo mientras lo lijas, para formar una punta suave y aguda.

lapiz+lija.jpg

Hay lápices que no se pueden afilar con ayuda de un sacapuntas tradicional, un ejemplo es el lápiz plano (o lápiz de carpintero); debido a su forma es difícil girarlo para quitarle las tiras de madera, aunque es innecesario (e imposible) crear una punta cónica debido a la forma y la fuerza de estos lápices. Para sacarle punta a este tipo de lápiz hay que hacer lo siguiente:

1. Usa una navaja multiusos para quitar la madera a una distancia de 2 cm (3/4” de pulgada) aproximadamente del extremo al que quieres sacarle punta.

2. Empuja la cuchilla a través de la madera con el pulgar de la mano que sostiene el lápiz.

3. Usa la mano que sostiene la navaja para sostener la cuchilla en un ángulo constante.

No te preocupes tanto por la precisión y la constancia con los lápices de este tipo; tanto la madera como el centro del grafito son más gruesos respecto a otros lápices y esto nos permite tener cierta variabilidad en los cortes.

Es perfectamente normal que no puedas realizar con presición todos estos métodos, pero no te preocupes, es cuestión de práctica y paciencia. Sácales punta a varios lápices, de esta forma obtendrás práctica y sabrás emplear todos los métodos para sacar punta a un lápiz.